Un domingo ordinario

Ya tenia varios días un poco preocupada por que Mateo se había lastimado su piernita y le tuvieron que poner yesito por unos días, pero gad solo fue un susto y el anda feliz de la vida a los ya 7 meses.

Y precisamente ayer fue un domingo ordinario. Ordinario me refiero porque así es la palabra que usa la gente cuando no pasa “nada fuera de lo común.” la verdad disfrute mucho del día con mi familia, y les confieso que lo ordinario para mi es perfecto. amo mis días ordinarios, amo el poder levantarme con mi familia y hacerles el desayuno, amo poder salir a dar la vuelta con ellos, y batallar por que no podemos comer en paz y por que les tengo que cambiar el pañal en donde se les ocurra hacer. amo los días ordinarios aquí en la casa con mi familia, por que los vemos crecer y estamos haciendo recuerdos en familia uno por uno, día con día. amo ser normal y ordinaria y no tener que dar explicaciones por lo que hago y ver el sol y salir vestida como quiera y despeinada. y eso es un reto, enseñarles a mis hijos a amar los días ordinarios, o tal vez ellos me lo enseñaron a mi, y yo después se los tendré que recordar para que no se les olvide. que si es importante ser bueno en la escuela, y tener un buen trabajo y una buena casa, pero lo mas importante, el reto mas grande es que se enamoren de la vida y disfruten mucho los días ordinarios como lo hacen ahorita.

les comparto este escrito que me encontre por ahi;

Do not ask your children to strive for extraordinary lives.

Such striving may seem admirable, but it is a way of foolishness.

Help them instead to find the wonder, and the marvel of an ordinary life.

Show them the joy of tasting; tomatoes, apples and pears.

Show them how to cry when pets and people die.

Show them the infinite pleasure in the touch of a hand.

And make the ordinary come alive for them.

The extraordinary will take care of itself.

William Martin

 

p.s. fotos de nuestra comida en un domingo ordinario en un restaurante que nos recomendó mi amiga Lety, El monumento– súper recomendado.

blog1

blog2

blog3

6 comentarios el “Un domingo ordinario

  1. Me encanto lo que escribiste!!! Y si lo mas valioso de la vida son ese conjunto de momentos ordinarios, la felicidad radica en saber valorarlos y saborearlos.

    • siiii! a veces es super dificil por la cultura en la que estamos, pero ellos necesitan saber que es realmente lo importante. te mando muchos saludos marifer y gracias por pasar a visitar.

  2. Mariel que se recupere Mateito pronto !!! Que lindos domingos ordinarios aunque todos seamos adultos !! Felicidades y Saludos !!

  3. Dales lo mejor de Ti misma, y Carlos también. Estimulalos en las cosas buenas de la vida, escuela y familia. Las desiciones ellos las irán tomando ! Que hermoso Mateito ! Al rato andará ahí otra vez gateando y jugando con Carlitos!!! Dios los llene de bendiciones a todos ustedes ❤️🙏😘😊

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: